Historias de cronopios, famas y café

Por: Rodrigo Pallares


Medrano y Cabrera, núcleo duro del barrio de Palermo. Barrios porteños si los hay. Avenidas congestionadas, gente con prisa, el calor que, en esta época del año, parece de a poco querer asomar durante la tarde, pero se esconde con la puesta temprana del sol. Una esquina más entre tantas esquinas de cemento, o una esquina particular que esconde misterios. Bajando por Medrano mano izquierda antes de cruzar Cabrera, ahí está, lleno de magia el Café Cortázar.

“Es obvio que si tenés un café que se llama Cortázar va a causar curiosidad en las personas”, afirma Romina Metti, productora cultural del proyecto. Más si desde el centro de la idea misma del lugar salen como venas, miles de cables que conectan todo el lugar

Cortazar 15
Mural de Julio Cortázar

con la vida y obra de Julio, transformándolo en un ámbito hermoso para el recuerdo, pero también cálido para pasar el rato, y sobre todo en un espacio abierto a participar. Queda claro entonces, que algo así no se arma de la noche a la mañana, el Cortázar fue muy pensado, todo fue muy laburado, desde la ambientación hasta la propuesta gastronómica. Los dueños estaban buscando una esquina para hacer un café literario y por esas cosas que se sienten en la piel, supieron que tenía que ser temático de Cortázar. “No es porque los otros escritores argentinos no merezcan tener su propio café, pero es esa magia que Julio tiene, que lo mantiene hoy en día inclusive, muy cerca de los argentinos y de todos los lectores del mundo en general. Todavía tiene tanto para dar, es muy amplio universalmente hablando, no solo en el sentido literario, sino también  en lo social, en lo político. Así fue entonces,  una cosa del sentir: El café era el Café Cortázar”, cuenta Romina.

El día a día en Medrano y Cabrera es muy movido. Hay gente que viene a trabajar a diario, a leer, a escribir, a dibujar. Hay mucha gente que es fanática del escritor y sabe que abrió un café Cortázar y entonces viene, y hay gente que de casualidad pasa y ve luz y entra. “Pensá que la gente que viene acá obviamente primero entra por el menú. La mayoría de la gente viene porque le gusta la comida y de repente, se encuentra con que hay libros de Cortázar y los puede leer, y ve muestras de arte y objetos colgados de la pared, cosas como más descontracturadas de lo normal. Ahí es cuando vuelven y tal vez participan de una actividad que se está realizando, y clic,  se empiezan a sentir muy parte de eso”, explica entusiasmada la productora.  Pensando en la metáfora de Cortázar y los puentes, “podemos pensar al café como un puente entre lo gastronómico, lo cultural y lo social. La gente se siente parte de todo esto, en este tiempo que llevamos abiertos, casi un año, nos pasaron cosas la verdad muy lindas, estamos muy contentos”, dice Romina con alegría.

En el menú hay especialidades de la casa como las pastas caseras o las tablas de fiambres, pero también tenés todo lo que es sangucheria fría y caliente, todo lo que son platos elaborados. El dato curioso es que muchos de ellos también tienen nombres de novelas de Cortazar 17Cortázar,  de cuentos, de personajes. En general la propuesta de la cocina intenta ser como una mezcla entre las cocinas, italianas, españolas y porteñas, hay para todos los gustos. “Es como la ‘experiencia Rayuela’, lo lees a los 17  años y es una cosa y lo volvés a leer a los 35 o 40 y es otra novela”, metaforiza Romina. En el Cortázar hay opciones para todos.

“Que este Julio presente de alguna manera e involucrado en todo esto es muy emocionante, para nosotros y para toda la gente. Venir acá no solo se trata de venir a tomar un café y comer algo, se trata de venir a escuchar música que te gusta, se trata de que te atiendan como si fueras un amigo de toda la vida. Es como toda la idiosincrasia del café porteño seteada por y para julio Cortázar”, resume la encargada cultural.  La idea está clara. Todo va de la mano. “Esta es nuestra verdad, esto es lo que ofrecemos. Vos venís acá, te conectás a través del sabor y vivís a través de la experiencia. Todo eso genera un microclima”.

Pero hay algo que hace que el Cortázar se distinga aún más en la unanimidad de la magia Cortaziana, un sinfín de propuestas y actividades participativas que se realizan a diario en el lugar. Hace 102 agostos nació en Ixelles, Bélgica, este monstruo de la literatura universal, y como no podía ser de otra manera el café lo celebra a lo grande. El sábado pasado se realizó la actividad, “Instrucciones para reír e imaginar con Cortázar”, llevada a cabo por el grupo “3D Cuenta”. Un grupo de narradores que trabajan desde lo físico y lo

cortazar 25
Integrantes del grupo 3D Cuenta

discursivo, y que desarrollaron una actividad hermosa vinculada a Cortázar y el humor, en base a las instrucciones que él escribió. Partiendo de la lectura y la interpretación de los textos de Julio, la gente construyó con materiales como pinturas, marcadores, crayones y hojas,  nuevas instrucciones a partir de lo que transmitió la puesta en escena. Además, el mismo 26 de agosto, día del natalicio del escritor, se proyectará el documental “Esto lo estoy tocando mañana”, Julio Cortázar y la música. Dirigido por Karina Wroblewski y Silvia Vegierski, y realizado por Ariel Ludin. Imperdible.

“La idea inicial era, aparte de las exposiciones fijas,  tener todos los meses un taller literario. Pero después fueron surgiendo otras propuestas y nos pareció que era muy interesante cruzar la literatura con otras disciplinas con las que Julio tuvo contacto, por ejemplo la fotografía o el cine”, relata Romina y afirma que: “La devolución de la gente es siempre muy positiva. La gente se entusiasma muchísimo, porque sabe que hay algo más. No es solo un taller de escritura, de lectura, o un cuadro colgado en la pared, sino que hay un entrecruzamiento de disciplinas súper interesante”. Al café le llegan constantemente decenas de ofertas de artistas, aparte de los que ellos mismos convocan, “hay un montón de cosas para hacer pero por una cuestión de tiempo y espacio no se pueden hacer cosas todos los días. Tenemos un promedio entre una y cuatro actividades mensuales que es un montón para un café, porque independientemente de lo cultural, el café tiene su propio ritmo, y eso es muy intenso”, continúa. “Muchas veces la gente se acerca a mirar una obra en una pared y el cuadro queda torcido. Eso es porque hubo alguien que interactuó con ese cuadro, en un museo jamás podrías hacerlo”.

Sobre la próxima muestra que van a realizar en el café no podemos adelantar mucho porque está en proceso, pero tiene que ver con rayuelas. Es algo distinto, son rayuelas cortazar 27trazadas a mano y posiblemente esté listo para septiembre. Romina asegura que, “va a ser una muestra distinta a la fotografía, dista a la ilustración. Esta tiene que ver con el trazo y con la frescura que tiene agarrar una tiza y sobre el asfalto trazar una rayuela. Hay tanta versatilidad en las formas de encarar la obra de Julio que es como muy difícil que te repitas”.

Alrededor de la mesa, en las otras mesas, la gente conversa, se mira, se cruza, se divierte. Merienda y se pierde, se licua con el ambiente. Lee un libro que sacó de la biblioteca, pasa las páginas una por una, o las da vuelta como un torbellino literario todo alborotado. Fuera, si se mira por la ventana, hay un mundo completamente diferente, ajeno a la atmósfera del café. Un mundo imperceptible, que no viene al caso cuando se está enfrascado en la verdad del escritor. Alrededor de la mesa, en las otras mesas, la gente mantiene viva, aún sin saberlo, la memoria de Julio Cortázar. “Déjame entrar, déjame ver algún día como ven tus ojos”, Rayuela, 1963.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Norberto dice:

    exelente nota

    Le gusta a 1 persona

  2. Luis dice:

    Me gustó la nota Rodrigo. Felicitaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s